Editoriales
Edgardo Schapachnik
Edgardo Schapachnik
Director General del FIAI
Marzo de 2017

Inmediato, inmediatez, congresos virtuales e hidrocortisona

¿Hay una contradicción entre lo inmediato y la reflexión más pausada y profunda?

Según Adrián Baranchuk (1), conspicuo miembro del FIAI, el gran bandoneonista argentino Leopoldo Federico comentaba que siendo niño su mamá lo llamaba amenazante gritándole ¡Leopoldo, vení inmediatamente que se te enfría la sopa!” para que dejara el bandoneón por lo menos llegada la hora del almuerzo.

El alcance de la amenaza materna -está de más explicarlo- significaba que debía cesar YA en la acción que lo tenía implicado.

En el mismo texto Baranchuk dedica un párrafo a explayarse sobre La inmediatez de nuestra profesión y dice: En electrofisiología, una subespecialidad de la cardiología que nació como ciencia básica, y que poco a poco se (re)construyó a si misma como una ciencia clínica, las cosas pueden pasar muy rápido. Por eso, desde jóvenes, nos entrenan para estar despiertos, agazapados como linces frente a la ansiada presa, listos para el ataque. A medida que crecemos, la adrenalina (y la testosterona…) decrecen, uno regula el motor, baja un cambio y las cosas se perciben desde otra perspectiva. Pero el reflejo queda. “Es nuestra naturaleza”, explicaba sabiondo el escorpión; mientras se ahogaba sucumbiendo ante el efecto de su propio veneno. ¿Puede un electrofisiólogo veterano relajarse? Es posible, creo yo. Ya lo sabré cuando me llegue el momento. Por ahora, sigo al filo de la inmediatez, la ansiedad por lo inesperado, la búsqueda de una solución. Como suena en la Radio: “no se lo que quiero, pero lo quiero ya”.

¿Será tal culto a lo inmediato una cualidad sólo inherente a los electrofisiólogos? ¿a los más jóvenes de ellos? O si como deduje en un mail a la lista ARRITMIAS preguntándome “si sólo los jóvenes o si tal condición no es la que caracteriza a los tiempos que transcurren?”.

El tema parece ser convocante porque dio lugar a un entusiasta intercambio de opiniones en el seno de la lista ARRITMIAS del FIAI en la que participaron cardiólogos de la talla del propio Baranchuk, Sergio Pinski y Mario González.

¿Hay una contradicción entre lo inmediato y la reflexión más pausada y profunda?
¡Claro que la hay!

Pero la afirmación quedaría inconclusa si no se dijera que ambos aspectos de la contradicción no son antagónicos, sino que pudieran ser complementarios.

Llevado esto a la cotidianeidad, serían aspectos antagónicos si se supusiera que la inmediatez a la que invitan las nuevas tecnologías y las redes sociales pretendiera que se puede estudiar o aprender cardiología exclusivamente con los tweets de 140 caracteres por el solo hecho de ser emitidos por fuentes confiables.

O que la inmediatez necesaria para asistir una urgencia extrema se quisiera resolver exclusivamente consultando en el momento el histórico libro de Braunwald, cuando hoy contamos con experiencias como la que estamos transitando en nuestro Grupo Código Rojo de Telegram.

Y en el devenir de las ideas, surge mencionar que entre el 20 y el 24 del febrero que acaba de transcurrir se desarrolló el Primer Congreso Virtual de la Sociedad Española de Cardiología, #eCardio17.

Como lo expresamos en nuestra columna la NOTICIA DEL DÍA, “… la SEC nuevamente brindó un producto de primerísima calidad y excelencia, tanto en el formato como en los contenidos, a cargo de distinguidísimos colegas ………………………..
Las sesiones programadas …. abordaron temas de gran actualidad y el interés ha quedado demostrado en todas ellas por las preguntas de los participantes a través del chat, en todos los casos, no dejando una sola inquietud sin respuesta.
El sector de posters también combinó la delicadeza en el diseño con la variedad de temas abordados y otras opciones, como los concursos y el acceso a recursos de navegación solo agregaron calidad al Congreso.
La realización de #eCardio17 determinó que cierta añoranza nos invadiera por haber sido pioneros en la realización de Congresos Virtuales.
Para los nostálgicos como quién esto escribe y para los más jóvenes que reconocen que la Historia juega un lugar principal en nuestras vidas, les recuerdo algunas lecturas sobre el tema:
http://www.fac.org.ar/revista/00v29n1/cuerpo/pcvc.htm. Escrito al promediar el PCVC (Primer Congreso Virtual de Cardiología) en el año 2000
http://www.fac.org.ar/cvirtual/tlpremio/grupo.htm. Foto histórica en junio de 2000 cuando el Grupo responsable del PCVC recibe el Premio al mejor trabajo científico del XIX Congreso Nacional de Cardiología, de las manos del Dr. René Favaloro, a pocos días de su trágica desaparición.
http://www.fac.org.ar/cvirtual/tlpremio/abstract.htm. El abstract del trabajo que mereció el Premio
http://www.fac.org.ar/cvirtual/tlpremio/index.htm Desarrollo del trabajo
http://www.fac.org.ar/cvirtual/cvirtesp/cientesp/inesp/inc3307c/cschapac/cschap.htm Un trabajo de mi autoría presentado al PCVC con reflexiones preliminares sobre el Curso de ARRITMIAS a través de Internet, antecedente de nuestro FIAI”

Y es aquí donde entra jugar el último término que fue propuesto en el título del Editorial: hidrocortisona.

Una vez más en este espacio editorial surge mencionar el Hospital EsSalud de Juliaca, Perú,  y del Centro Cardiológico “Dante Peñaloza” dando vida a través de un paciente muy grave al Grupo mencionado Código Rojo: IAM inferior con extensión lateral y compromiso de ventrículo derecho, que presenta una FV de la que es recuperado, complicado con un BAVC. Carencia absoluta de posibilidad de realizar angioplastia y carencia también de marcapasos transitorio.

¿Cómo proceder? La fibrinólisis iniciada fracasa: no se logra reperfusión.

¿Y el BAVC?

Y en la respuesta inmediata requerida y necesaria para salvar la vida y como último recurso surge el recuerdo de una vieja enseñanza de la década del ´70 del siglo pasado que había dado el entonces Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Cosme Argerich de Buenos Aires, Dr. Fernando Battle: “usen corticoides de acción rápida para disminuir el edema e inflamación del NAV y tal vez puedan resolver el BAVC amenazante”. Battle –no lo sabemos- tal vez se basara en una vieja cita bibliográfica que no leímos porque está escrita en idioma japonés (2). Al cabo de una hora, en una misma tira del ECG se constata como del BAV se pasa insensiblemente a una taquicardia sinusal de 105 latidos por minuto.

Este es el valor que adquiere lo INMEDIATO, como necesidad de resolver una demanda concreta en tiempo real.

Lo inmediato complementado la necesaria formación profunda y reflexiva por la cuál bregamos, en este caso a través de los Congresos Virtuales.

1. Baranchuk A. Dúos dinámicos argentinos. ¡Ponele mugre! Editorial. Rev Electro y Arritmias. 2012; 6 (1): 1-4

2. Sakaguchi D.  [Treatment of complete atrioventricular block with adrenal steroid: report of a case and a review of the literature]. [Article in Japanese]. Nihon Naika Gakkai Zasshi. 1963 Apr 10;52:36-43.

Más editoriales

Deja un comentario

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • SOLAECE Sociedad Latinoamericana de Estimulación Cardíaca y Electrofisiología
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina