26.06.2017

BCRI en fase 3

Una vez más es grato que esta columna diaria, la NOTICIA DEL DÍA, se ocupe de comunicar una situación generada en su seno.

Y el caso en cuestión que se resume a continuación dará lugar a que sea comentado un texto no actual, que data de 2002*; la NOTICIA entonces es el caso que se comenta y no el paper, que es una mera referencia bibliográfica que obviamente alude al caso.

Nuestro colega Fortunato García Vásquez presentó el 24 de junio en el Foro de ARRITMIAS (FIAI), este recorte de una viñeta clínica que a posteriori titulamos como BCRI EN FASE TRES DE PERSONA JOVEN:

Estimados amigos del foro. 

Quiero preguntar que experiencias han tenido sobre la aparición de un BCRI en una Ergometria a baja carga entre la 2 y 3 etapa (yo decidí no continuar con la prueba aun no manifestando síntomas), en un masculino de 28 años que concurrió a hacer una evaluación para hacer actividad deportiva.

Cordiales saludos

Fortunato García Vasquez

En el texto de autores españoles del Hospital Vall d´Hebron de Barcelona, se revisaron 9.318 estudios ergométricos de esfuerzo practicados de forma consecutiva y se estudiaron las características clínicas y evolutivas (seguimiento medio: 6,9 años) de los 20 pacientes que presentaron bloqueo de rama izquierda dependiente de frecuencia y en los que se disponía de coronariografía. En total hallaron 31 pacientes (0,3%) en los que apareció un bloqueo de rama inducido durante el ejercicio: 2 BRD y 29 BRI. De éstos, en 20 se disponía de una coronariografía y formaron parte del estudio,

Un total de ocho de los 20 pacientes tenían coronarias normales (grupo A) y 12 tenían enfermedad coronaria (grupo B).

¡Estas cifras son elocuentes en mostrar que la presentaba por este joven de 28 años, no es para nada habitual!

Ya en un trabajo publicado en 1992**, en el análisis de 11 casos que presentaron BCRI durante el esfuerzo, de los que se obtuvieron 10 coronariografías, 7 de ellas no presentaron enfermedad coronaria lo que permitió concluir a los autores que un BCRI dependiente del ejercicio a una frecuencia cardíaca inferior a 125 lpm no constituye en sí mismo un signo de enfermedad coronaria y que la evolución en general de estos pacientes es buena.

Los autores barceloneses señalan en concordancia con el paper de 1992 que la aparición de un bloqueo de rama izquierda inducido por el ejercicio no siempre significa presencia de enfermedad coronaria subyacente.

Por lo tanto se propusieron analizar las características clínicas y evolutivas de los pacientes que presentaran bloqueo de rama izquierda dependiente de la frecuencia.

A estos efectos y como fue dicho más arriba se analizaron 9.318 ergometrías y se estudiaron las características clínicas y evolutivas durante un seguimiento medio de 6,9 años de los 20 pacientes que presentaron bloqueo de rama izquierda dependiente de frecuencia  (prevalencia de 0,21% en esa serie) y en los que se disponía de coronariografía. Ocho de los 20 pacientes con el hallazgo tenían coronarias normales. O sea, el BCRI en fase 3 inducido por una prueba de esfuerzo es en general raro y mucho más aún en presencia de arterias coronarias normales.

Sin embargo cuatro de los 8 pacientes con coronarias normales presentaron un patrón gammagráfico anormal y tres de éstos evolucionaron a BRI permanente. Así pues, existen casos en los que siguen apareciendo dudas respecto a la presencia de enfermedad coronaria después de observar las imágenes gammagráficas. Algunos autores han señalado que el eco de esfuerzo la utilización de dipiridamol o adenosina y el empleo de compuestos tecneciados en vez del talio permitirían aumentar la especificidad de las técnicas no invasivas para el diagnóstico de enfermedad coronaria en los pacientes con BRI, pero para el establecimiento de un diagnóstico seguro siempre es necesaria la coronariografía.

El consumo máximo de O2, el consumo miocárdico de O2 y la frecuencia cardíaca en el momento de aparición del bloqueo (132 ± 20 frente a 95,4 ± 23 lat/min; p = 0,002) fueron significativamente superiores en el grupo A (coronarias normales). Siete de los 8 pacientes del grupo A presentaron dolor precordial coincidiendo con el primer latido en que apareció el bloqueo. No hubo ningún caso de fallecimiento en el grupo A, y en cinco de los 8 pacientes de este grupo se observó evolución a bloqueo de rama izquierda permanente con desaparición del dolor inducido por el esfuerzo. Del grupo B (los 12 pacientes restantes con enfermedad coronaria), 3 pacientes fallecieron y dos presentaron un infarto durante el seguimiento. Un paciente de cada grupo evolucionó a bloqueo auriculoventricular completo.

Por lo tanto a diferencia de los pacientes con bloqueo de rama izquierda dependiente de frecuencia que presentan enfermedad coronaria, el pronóstico de los pacientes con bloqueo de rama izquierda y coronarias normales es muy bueno en cuanto a mortalidad, aunque pueden evolucionar a bloqueo de rama izquierda permanente y, excepcionalmente, a bloqueo auriculoventricular.

* Jaume Candell Riera, Guillermo Oller Martínez, Juan Vega, Enrique Gordillo, Ignacio Ferreira, Carlos Peña, Joan Castell, Santiago Aguadé, Jordi Soler Soler. El bloqueo de rama izquierda inducido por el ejercicio en pacientes con y sin enfermedad coronaria. Rev Esp Cardiol. 2002;55:474-80 – Vol. 55 Núm.05

http://www.revespcardiol.org/es/el-bloqueo-rama-izquierda-inducido/articulo/13031146/

** Hertzeanu H, Aron L, Shiner RJ, Kellermann J. Exercise dependent complete left bundle branch block. Eur Heart J. 1992 Nov;13(11):1447-51.

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • SOLAECE Sociedad Latinoamericana de Estimulación Cardíaca y Electrofisiología
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina