12.05.2017

Bloqueo AV en pacientes con IAM y supradesnivel ST sometidos a angioplastia primaria

Investigadores que llevaron adelante el HORIZONS-AMI Trial* (que investigó la eficacia del inhibidor de la trombina bivalirudin vs heparinas no fraccionadas asociadas a inhibidores de glicoproteína IIb/IIIa) analizaron la incidencia, predictores y resultados alejados de la presencia del bloqueo atrioventricular de alto grado en pacientes con infarto de miocardio con elevación del segmento ST que fueron sometidos a angioplastia percutánea primaria que formaron parte de dicho ensayo clínico**.

Recuerdan que históricamente, el bloqueo atrioventricular de alto grado (HAVB por sus siglas en inglés) es considerado un marcador de peores resultados en pacientes con infarto de miocardio con elevación del segmento ST (STEMI por sus siglas en inglés).

Sin embargo, los predictores y el impacto pronóstico del HAVB en la era de la intervención coronaria percutánea primaria siguen siendo poco conocidos por lo que se intentó describir las características y predictores de dicho HAVB en pacientes sometidos a angioplastia primaria en pacientes cursando STEMI y para evaluar su importancia pronóstica.

Evaluaron así 3.115 pacientes que presentaban STEMI  que se sometieron a angioplastia primaria. Los resultados fueron examinados de acuerdo con la presencia de HAVB en el electrocardiograma de ingreso, tal como fue interpretado por un laboratorio electrocardiográfico independiente. El HAVB fue caracterizado como la presencia de bloqueo Mobitz II de segundo grado o bloqueo AV de tercer grado y estuvo presente al inicio del estudio en 46 pacientes (1,5%).

Los predictores independientes de HAVB incluyeron el aumento de la edad, la diabetes mellitus, la oclusión de la arteria coronaria derecha, la suma de la desviación del segmento ST y el flujo basal post trombolisis 0/1.

El flujo 3 se restableció en 83,7% de los pacientes con bloqueo AV de alto grado y en 91,5% de los que no lo tenían respectivamente (p = 0,06). La tasa de mortalidad fue significativamente mayor en pacientes con HAVB a los 30 días, 1 y 3 años de seguimiento: a 30 días (ratio de riesgo no ajustado [HR] 3,83, IC 95% 1,40 a 10,48), 1 año (HR no ajustada 4,37, IC del 95% 2,09 A 9,38) y 3 años (HR no ajustada 2,78, IC del 95%: 1,31 a 5,91), respectivamente.

Después del ajuste covariado, la tasa de mortalidad fue significativamente mayor en los pacientes con HAVB a 1 año (HR ajustado 2,45, IC del 95% 1,09 a 5,50, p = 0,03) pero no a los 30 días (HR ajustado 1,70; IC del 95%: 0,58 a 5,01; = 0,33) o a los 3 años (HR ajustado 0,71 a 3,41, p = 0,27).

En conclusión, HAVB es una complicación rara de STEMI, pero sigue asociada con un aumento de la mortalidad, incluso después de la angioplastia primaria.

* http://cardiologytrials.org/detail/65/

** Kosmidou I, Redfors B, Dordi R, Dizon JM, McAndrew T, Mehran R, Ben- Yehuda O, Mintz GS, Stone GW, Incidence, Predictors, and Outcomes of High-Grade Atrioventricular Block in Patients With ST-Segment Elevation Myocardial Infarction Undergoing Primary Percutaneous Coronary Intervention (From the HORIZONS-AMI Trial), The American Journal of Cardiology (2017), doi:10.1016/j.amjcard.2017.01.019.

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • SOLAECE Sociedad Latinoamericana de Estimulación Cardíaca y Electrofisiología
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina