29.08.2017

Del Congreso Europeo de Cardiología 2017: Registro ACALM

El Congreso Europeo de Cardiología sigue a toda marcha en Barcelona y la NOTICIA DEL DÍA se ha propuesto por lo menos comentar una presentación seleccionada entre los centenares realizadas. El estudio que comentaremos hoy, fue presentado ayer y sugiere que la prescripción y uso de estatinas se asocia con tasas más bajas de cáncer de mama y mortalidad.

El estudio realizado, toma un período de 14 años en en el que fueron observadas más de un millón de personas y ha encontrado que las mujeres con colesterol alto se presentan con tasas significativamente más bajas de cáncer de mama y mortalidad mejorada, hecho que se asocia y sugiere que las estatinas serían las responsables finales determinando aquellas menores tasas de cáncer de mama y mortalidad posterior.

“Esta es hasta ahora la evidencia más concluyente y directa para confirmar el vínculo entre los niveles de colesterol y el cáncer de mama, un tema que ha sido fascinante para los investigadores de los últimos años”, dijo el Dr Rahul Potluri, autor principal y fundador de la ACALM Study Unit, de la Escuela de Medicina Aston, Aston University, Birmingham, Reino Unido.

“Hemos encontrado previamente una asociación entre tener colesterol alto y desarrollar cáncer de mama, así que diseñamos este estudio para dar seguimiento longitudinalmente a los pacientes y abordar la relación de manera más sólida”, continuó. “Mostrar que los pacientes con colesterol alto tienen un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama y mortalidad posterior en un estudio longitudinal como este proporciona la más fuerte evidencia de un efecto protector, que es probable que se relaciona con las estatinas”.

El estudio que se comenta siguió a mujeres de 40 años o más con y sin un diagnóstico de hipercolesterolemia y comparó el desarrollo de cáncer de mama y las tasas de mortalidad subsiguientes en los dos grupos. Los pacientes ingresados ​​en hospitales del Reino Unido con colesterol elevado entre el 1 de enero de 2000 y el 31 de marzo de 2013 fueron reclutados de la base de datos clínica ACALM  (Algorithm for Comorbidities, Associations, Length of stay and Mortality) -que traducimos como Algoritmo para Comorbilidades, Asociaciones, Duración de la Hospitalización y Mortalidad-. La población fue seguida hasta 2013 para detectar entonces si se habían producido diagnósticos de cáncer de mama y mensurar la mortalidad posterior, datos obtenidos de la Oficina de Estadísticas Nacionales.

De un total de 1.220.024 pacientes en el estudio ACALM, hubo 16.043 mujeres de 40 años o más con colesterol elevado que se compararon con un grupo equivalente de pacientes con colesterol normal.

Los investigadores encontraron que aquellas mujeres con colesterol alto tenían un 45% menos de probabilidades de desarrollar cáncer de mama que aquellas  otras normolipémicas y descubrieron que las pacientes que desarrollaron cáncer de mama tenían un 40% menos de probabilidades de morir si tenían un colesterol alto que aquéllas que tenían valores dentro de límites normales.

El Dr. Potluri agregó: “En comparación con aquellas pacientes con cifras  de colesterol normal, las pacientes con colesterol alto tenían un riesgo reducido de 45% de presentar cáncer de mama, y ​​si lo desarrollaron, se redujo la probabilidad de muerte en un 40%. Si un diagnóstico de hipercolesterolemia conduce a tasas más bajas de cáncer de mama, esto debe relacionarse con algo inherente a la condición de estas pacientes afectadas, o más probablemente, al tratamiento con estatinas que recibían”.

El Dr. Paul Carter, co-autor principal de este estudio e investigador de la Unidad de Estudio ACALM, a su vez dijo: “Nuestra investigación confirma que las mujeres con un diagnóstico de colesterol alto tienen tasas sorprendentemente más bajas de cáncer de mama con tasas de mortalidad y supervivencia mejoradas. Basándonos en investigaciones previas realizadas por nosotros y otros grupos, incluyendo estudios en animales en los que las estatinas redujeron el riesgo de cáncer de mama, esto da una fuerte indicación de que las estatinas producen este efecto protector en el cáncer de mama”.

“Los resultados de este estudio proporcionan la justificación más fuerte hasta la fecha para un ensayo clínico que evalúa el efecto protector de las estatinas en pacientes con cáncer de mama, y ​​esto es lo que pretendemos hacer”, continuó.

Carter concluyó: “Los pacientes con cáncer de mama que tienen colesterol alto, las personas con alto riesgo de enfermedad cardiovascular y aquellos con enfermedad cardiovascular establecida deben recibir estatinas de acuerdo con las guías actuales. No creo que en este momento podamos administrar estatinas para prevenir o reducir la mortalidad por cáncer de mama per se. Pero un resultado positivo en un ensayo clínico podría cambiar esto y es un campo emocionante y que progresa rápidamente “.

* https://www.escardio.org/The-ESC/Press-Office/Press-releases/study-suggests-statins-associated-with-lower-rates-of-breast-cancer-and-mortality

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • SOLAECE Sociedad Latinoamericana de Estimulación Cardíaca y Electrofisiología
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina