22.10.2017

Diferencias sexuales y raciales en la circulación colateral de la enfermedad coronaria

Hoy abordaremos en la NOTICIA DEL DÍA una interesante cuestión relativa a la circulación colateral coronaria que muestra diferencias sexuales y raciales en pacientes con  enfermedad arterial obstructiva según una publicación reciente de autores de Florida, EEUU, en PLOS One*.

Analizan los autores norteamericanos que la enfermedad de las arterias coronarias (CAD por sus siglas en inglés) es la causa principal de muerte en todo el mundo, y la aterosclerosis es la principal etiología. Actualmente, se sabe mucho sobre la patogénesis de la CAD y el rol que juegan los factores de riesgo, como la edad, el sexo, el tabaquismo, el colesterol sérico, la tasa de metabolismo y la hipertensión.

Si bien este conocimiento es útil para predecir la ocurrencia de CAD, a menudo es insuficiente para predecir adecuadamente los resultados clínicos después de la aparición de eventos cardíacos, como el infarto de miocardio (IM). Como tal, otros factores pueden jugar un papel crítico en los resultados clínicos. Uno de esos factores es la presencia de circulación colateral.

La circulación colateral es un proceso de derivación natural, mediante el cual los vasos se extienden o expanden para suministrar flujo sanguíneo al músculo cardíaco que de otro modo podría carecer de oxígeno por obstrucción al flujo en las arterias principales.

La circulación colateral es protectora y probablemente reduce la mortalidad, y se ha demostrado que tiene un efecto protector entre aquellos pacientes portadores de enfermedad coronaria. De hecho, el grado de circulación colateral determina de manera significativa la gravedad del infarto de miocardio en la oclusión coronaria aguda de manera que la circulación colateral mejor desarrollada, determina la menos grave de los resultados de infarto de miocardio.

El alcance de la circulación colateral varía significativamente entre las personas sanas en función de sus antecedentes genéticos y los factores de riesgo vascular como el envejecimiento, la diabetes y el tabaquismo.

En estudios en animales, la heterogeneidad genética de los mismos, conduce a diferentes niveles de formación de colaterales, lo que sugiere precisamente una predisposición genética.

Los perfiles de expresión en ratones basados ​​en matrices mostraron que 783 de 12000 genes se expresaban de forma diferente entre el grupo de ligadura de la arteria femoral y el grupo control. Entre esos genes expresados ​​diferencialmente, varios genes relacionados con la angiogénesis se regulaban positivamente en casos como la proteína 1 quimioatrayente de monocitos, el factor de crecimiento placentario y la proteína 61 rica en cisteína.

Las tasas de circulación colateral entre hombres y mujeres siguen sin estar claras. Algunos estudios mostraron que no hubo un efecto significativo del sexo en el desarrollo de vasos colaterales. Sin embargo, otros estudios mostraron que en el síndrome coronario agudo los hombres tienden a desarrollar una mayor circulación colateral que las mujeres. Lo contrario se informó en otro estudio, donde las colaterales fueron más frecuentes en mujeres que en hombres con enfermedad multivaso. Si bien los grupos de etnia racial muestran claramente las diferencias de prevalencia en CAD, no está claro si las tasas de circulación colateral difieren según los grupos raciales y étnicos.

Para investigar los factores que influyen en la circulación colateral coronaria, los autores seleccionaron 868 pacientes con CAD obstructiva de un laboratorio de cateterismo cardíaco. Estos pacientes fueron investigados según la circulación colateral que presentaran, para evaluar el impacto del sexo, la raza y la etnia y otros factores de riesgo con la existencia de los vasos colaterales. Además, se realizó un mapeo para identificar las regiones del genoma que pueden contribuir a dicha circulación colateral diferencial a través de los grupos étnicos raciales.

En general, el 53% de los participantes tenían colaterales.

Los hombres tenían mayores tasas de colaterales que las mujeres (valor P = 0.000175). Los hispanos / latinos blancos mostraron mayores tasas de colaterales que los afroamericanos y los blancos no hispanos (59%, 50% y 48%, respectivamente, valor P = 0.017), y especialmente mayores tasas en circulación colateral de grado 1 y grado 3 que el otras dos poblaciones (valor P = 0.0257).

El mapeo de la combinación mostró que la ascendencia indígena se asoció con la presencia de colaterales en una región del cromosoma 17 (chr17: 35,243,142-41,251,931, β = 0,55, valor P = 0,000127). La ascendencia africana también mostró asociación con colaterales en una región diferente en el cromosoma 17 (chr17: 32,266,966-34,463,323, β = 0,38, valor P = 0,00072).

Estas observaciones permiten concluir que la circulación colateral mostró diferencias sexuales y raciales y étnicas en pacientes con CAD obstructiva Identificándose dos regiones en el cromosoma 17 que probablemente albergaran variaciones genéticas que influyeron en la generación de colaterales.

* Liu Z, Pericak-Vance MA, Goldschmidt-Clermont P, Seo D, Wang L, Rundek T, Beecham GW. Coronary collateralization shows sex and racial-ethnic differences in obstructive artery disease patients. PLoS One. 2017 Oct 10;12(10):e0183836. doi: 10.1371/journal.pone.0183836. eCollection 2017.

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • SOLAECE Sociedad Latinoamericana de Estimulación Cardíaca y Electrofisiología
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina