10.07.2017

Implante de CDI en el SQTL y las Guías

Cuando se trata de la indicación de cierto tipo de tratamientos que implican un gran gasto para el sistema de Salud, como podrían serlo el implante de dispositivos como el CDI o el resincronizador pero también aplicacable o todo tipo de terapias que reúnan aquéllas condiciones, surge la pregunta de hasta qué punto se tienen en cuenta las guías y recomendaciones.

Un trabajo escandinavo se introduce en esta disyuntiva, analizando la indicación de implante de CDIs en el síndrome de QT largo y el grado de adherencia a directrices internacionales desde la perspectiva nacional sueca*.

Parten estos investigadores de señalar que el CDI es eficaz entre los pacientes con síndrome de QT largo (LQTS) con alto riesgo de muerte súbita cardiaca. No obstante, estudios anteriores muestran que las pautas internacionales acerca de esta indicación no siempre se siguen, y que la estratificación de riesgo puede basarse en la presencia del genotipo más que en el perfil de riesgo individual.

A tales fines se analizaron los datos del registro sueco de implante de CDI y Marcapasos y los respectivos registros médicos para examinar cómo las directrices internacionales se siguieron con respecto al fenotipo y genotipo.

Observaron que el tratamiento de CDI se utilizó en 150 pacientes procedentes de Suecia portadores de LQTS entre los años 1989 y 2013. El número anual de implantes aumentó durante el período de estudio. De ellos, un total de 109 pacientes fueron incluidos en el análisis.

La mayoría de los pacientes (91%) fueron sintomáticos antes del implante. El 70% de los pacientes que recibieron tratamiento con CDI cumplieron las recomendaciones de Clase I o Clase II de 2006 para el tratamiento LQTS.

Sin embargo treinta y uno por ciento de los pacientes portadores de LQT3 recibieron tratamiento de CDI a pesar de ser asintomáticos mientras que entre los pacientes con LQT1, el 45% recibió tratamiento con CDI después del síncope a pesar de los betabloqueantes.

Por lo tanto, treinta por ciento de los pacientes de LQTS suecos con CDI recibió el tratamiento sin una fuerte indicación basada en las directrices internacionales. Los  pacientes portadores del tipo LQT3 estaban sobre-representados entre los pacientes asintomáticos y muchos pacientes con LQT1 recibieron el CDI a pesar del efecto conocido de los betabloqueantes en este grupo.

Deja planteado este paper la inquietud que recoge la NOTICIA DEL DÍA  acerca de cómo será en los demás países y con todas las indicaciones onerosos.

* Sundström E, Jensen SM, Diamant UB, Rydberg A. Implantable cardioverter defibrillator treatment in long QT syndrome patients: a national study on adherence to international guidelines. Scand Cardiovasc J. 2017 Apr;51(2):88-94. doi: 10.1080/14017431.2016.1270463. Epub 2016 Dec 30.

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • SOLAECE Sociedad Latinoamericana de Estimulación Cardíaca y Electrofisiología
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina