26.09.2017

Microvesículas como predictoras de eventos cardiovasculares

Autores españoles de Madrid y Barcelona presentaron en el último Congreso Europeo de Cardiología los resultados de una investigación en la que estudiaron el rol de las microvesículas circulantes de plaquetas y leucocitos como predictores de eventos isquémicos mayores en pacientes considerados de alto riesgo cardiovascular que no tuvieran enfermedad cardiovascular previa*. El tema será motivo de comentario en la NOTICIA DEL DÍA por considerárselo sumamente original.

Las microvesículas circulantes (cMV) son pequeñas partículas, liberadas al torrente sanguíneo por células activadas/apoptóticas, que ejercen funciones de comunicación intercelular y que modulan la aterotrombosis.

Estas partículas son varias veces más pequeñas que una célula normal y contienen información genética, como el ácido ribonucleico mensajero (ARN), otras especies de ARN y proteínas. Las células se comunican entre sí a través de estas microvesículas. Cuando existe lesión celular o en situaciones de estrés, o en ciertas enfermedades como el cáncer, las infecciones y las enfermedades cardiovasculares, estas partículas se desprenden y luego de ser absorbidas por las células en el cuerpo, su información genética y las proteínas contenidas en su interior ayudan a reprogramar a la célula para aceptar comportarse más como la célula de la cual se derivó la partícula.

Desempeñan un papel relevante en la aterosclerosis, la inflamación y la trombosis por medio del fenómeno conocido como diafonía intercelular. La diafonía es un concepto tomado de la electrónica cuando parte de las señales presentes en una célula, considerada perturbadora, aparece en otra, considerada perturbada.

Se han encontrado niveles aumentados de cMVs en trastornos aterotrombóticos relacionados con la gravedad de la enfermedad. Los pacientes con hipercolesterolemia familiar (HF) que están en alto riesgo de eventos isquémicos prematuros han demostrado anteriormente tener altos niveles de MVs caracterizadas fenotípicamente como provenientes de plaquetas y leucocitos por la presencia de determinados marcadores, incluso cuando sus niveles de LDL estaban controlados por terapia hipolipemiante.

Por lo tanto el objetivo de los autores fue investigar si  cMVs provenientes de distintas células vasculares podría predecir futuros eventos cardiovasculares mayores en pacientes con HF con alto riesgo cardiovascular

Con esta hipótesis en el horizonte, se incluyeron pacientes completamente caracterizados clínicamente (N = 143) de la cohorte SAFEHEART. Los cMVs se aislaron de los pacientes  sin manifestación clínica de enfermedad al ser incorporados al estudio pero que sufrieron un evento aterotrombótico dentro de los 3,3 ± 0,3 años después del muestreo (N = 95) y de los pacientes con edad o tratamiento iguales que no presentan un evento dentro del mismo período de tiempo (N = 48). La puntuación de riesgo de Framingham (FRS) se utilizó para calcular el riesgo del paciente. El origen celular y el fenotipo de activación de cMV se caracterizaron y cuantificaron mediante citometría de flujo de triple marcado. Ambos grupos tuvieron factores de riesgo cardiovascular (CVRFs) y fueron tratados según las guías.

Se observó que aquellos individuos que en el momento basal tenían niveles más elevados de microvesículas, sobre todo provenientes de plaquetas y de leucocitos, son los que presentaron un evento clínico en el periodo de 3 años. Además, se vió que esas microvesículas llevaban marcadores de plaquetas activadas, lo que nos está indicando que esos pacientes, a pesar de estar en tratamiento con estatinas según las guías de práctica clínica y perfectamente controlados, están sometidos a un estímulo continuado que hace que sus plaquetas estén más activadas.

Por el contrario, los cMV derivados de linfocitos y eritrocitos y los ricos en factor tisular fueron similares en los pacientes que presentaron eventos y los que no lo presentaron.

Por lo tanto los investigadores concluyeron que los pacientes con HF que vayan a sufrir un evento cardiovascular dentro de los próximos 3 años, a pesar de ser tratados de acuerdo a las recomendaciones de la guía, tienen activación continua de leucocitos y plaquetas. La presencia de cMV propuesta es un marcador pronóstico que mejora la predicción de aquellos eventos en pacientes asintomáticos con factores de alto riesgo.

* R. Suades T. Padro R. Alonso P. Mata L. Badimon. Circulating microvesicle signature from platelets and leukocytes predicts major ischemic events in high cardiovascular risk patients without previous cardiovascular disease. P662. European Heart Journal, Volume 38, Issue suppl_1, 1 August 2017, ehx501. P662. https://academic.oup.com/eurheartj/article/38/suppl_1/ehx501.P662/4087957/P662Circulating-microvesicle-signature-from

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • SOLAECE Sociedad Latinoamericana de Estimulación Cardíaca y Electrofisiología
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina