16.11.2017

Muerte súbita en futbolistas profesionales

Una carta al Director del JACC proveniente de autores españoles que fue publicada en dicha Revista en septiembre de este año* y que se ocupó del tema de la Muerte cardíaca súbita en Jugadores de futbol profesionales, será motivo de la NOTICIA DEL DÍA  de hoy.

Comienzan los autores planteando que la muerte súbita cardíaca en atletas profesionales tiene un impacto considerable en la sociedad. Esta visibilidad se amplifica en el fútbol, ​​ya que es el deporte más popular en todo el mundo, con aproximadamente 250 millones de jugadores registrados de los que aproximadamente 113.000 son profesionales.

Analizan que el fútbol es un deporte muy exigente dado que durante un partido de 90 minutos, los jugadores profesionales corren unos 10 km a altas intensidades promedio (cerca del umbral anaeróbico, al 80% y 90% de la frecuencia cardíaca máxima) y con numerosas situaciones explosivas mientras corren acelerando.

Por lo tanto, los jugadores activos con anormalidades cardiovasculares no detectadas pueden estar en riesgo de MS al someterse a estos esfuerzos.

La Fédération Internationale de Football Association (FIFA) ha desarrollado normas para la planificación y los procedimientos médicos para prevenir la MS en el fútbol (incluida la detección previa a la participación), que aún no se han implementado en todo el mundo, especialmente en competiciones distintas de las 5 principales ligas europeas (Francia, Alemania , Italia, España y el Reino Unido).

Comentan que se adaptó una metodología previamente definida para identificar los eventos cardíacos que ocurrieron durante los juegos y el entrenamiento entre jugadores profesionales de fútbol en todo el mundo en el presente siglo (enero de 2000 a junio de 2017).

Para ser considerado una MS, cada muerte tenía que cumplir completamente con 3 criterios de definición estrictos:

1)  ser inesperada como resultado de causas naturales;

2) confirmación post-mortem de la causa primaria en el corazón o grandes vasos (excluidas las causas no cardiacas); y

3) que ocurriera dentro de 1 h del inicio de los síntomas del evento.

Fueron así documentadas ochenta y nueve muertes relacionadas con juegos y entrenamiento. De estas, 59 se debieron a eventos cardiovasculares (todos hombres: edad media al fallecer 25,5 años, incidencia de 3,07 muertes cardiovasculares / 100,000 años-persona, intervalo de confianza [IC] del 95%: 2,34 a 3,96), y 20 cumplieron plenamente con los criterios de MS, produciendo una incidencia mundial estimada de 1,04 MS / 100,000 años-persona (IC del 95%: 0,85 a 1,26; edad media al fallecer 24,5 años).

Una limitación metodológica de estos hallazgos es la falta de información confiable sobre la enfermedad cardíaca subyacente, datos de autopsias y tiempo desde el inicio de los síntomas hasta la muerte real en 21 de las 59 muertes cardiovasculares identificadas (la gran mayoría en países asiáticos y africanos). , algunos de los cuales podrían haber cumplido los criterios de MS

Si los 21 casos mencionados anteriormente se clasificaron como MS, la incidencia habría sido de 2,13 casos sospechosos de MS / 100,000 años-persona (IC del 95%: 1,53 a 2,90). En las principales ligas europeas (datos sobre 45.506 jugadores y 26.208 partidos), solo se registró 1 muerte cardiovascular (que se produjo después de un paro cardíaco de esfuerzo resucitado), lo que arrojó una incidencia de 0 MSC / 100.000 años-persona.

El estudio español indica que, aunque la incidencia global de MS en el fútbol profesional moderno es relativamente baja en 1.04 episodios / 100,000 años-persona, de hecho es más alta que la incidencia global promedio de MS relacionado con los deportes en un reciente metaanálisis que incluye 21 estudios y > 437 millones de individuos: 0.72 (IC 95%: 0.58 a 0.86).

Es de destacar que se informó una incidencia nula de MS entre los jugadores que se sometieron a la detección previa a la participación, es decir, los que juegan en las principales competiciones europeas.

Concluyen los autores que se necesita más investigación para determinar la efectividad del screening previo a la participación en la prevención de MSC entre jugadores de fútbol profesionales de todos los continentes y etnias. Si bien se reconoce la naturaleza estricta de la definición comúnmente adoptada de MS (especialmente la ventana de tiempo entre el inicio de los síntomas y la muerte), parece que la exhaustiva cobertura de los medios puede contribuir a amplificar la percepción del riesgo de MS asociado con la participación deportiva, particularmente cuando se consideran datos globales de jugadores de fútbol.

Aunque es importante a la luz de la cobertura de los medios de comunicación masiva, estos datos no deberían restarle importancia a la participación en el fútbol de personas sin enfermedad cardíaca conocida.

* Santos-Lozano A, Martín-Hernández J, Baladrón C, Turrado-Sevilla MÁ, Arrarás-Flores Á, Villacastín JP, Boraita A, Bueno H, Lucia A. Sudden Cardiac Death in Professional Soccer Players. J Am Coll Cardiol. 2017 Sep 12;70(11):1420-1421. doi: 10.1016/j.jacc.2017.07.738.

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • SOLAECE Sociedad Latinoamericana de Estimulación Cardíaca y Electrofisiología
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina