12.02.2018

Relación entre la flora intestinal y la FA

Autores chinos plantean una desafiante, interesante e intrigante hipótesis acerca de la posible relación entre los microbios intestinales y la fibrilación auricular y  que el N-óxido de trimetilamina, un metabolito derivado de la flora microbiana intestinal, facilita la progresión de la fibrilación auricular*. Tal será el tema que hoy aborda la NOTICIA DEL DÍA

Estas hipótesis las desarrollan en un modelo experimental canino

Una comunidad microbiana diversa que consta de 1000 a 1500 especies bacterianas coloniza el intestino humano, y el número de genes asociados con los microbios intestinales podría exceder los del huésped en aproximadamente 150 veces.

Los microbios intestinales comensales son componentes importantes del sistema digestivo y contribuyen al metabolismo del huésped.

Más allá del papel que desempeñan en la formación del metabolismo intestinal, estos microbios también afectan los órganos no intestinales (como el cerebro y el corazón) y juegan un papel en la evolución de las enfermedades metabólicas.

Existe creciente acumulación de pruebas que vinculan a los microbios intestinales con las enfermedades cardiovasculares.

El N-óxido de trimetilamina (TMAO por sus siglas en inglés) es un importante metabolito derivado de los microbios intestinales y se lo ha vinculado a enfermedades cardiovasculares; utilizando un enfoque metabonómico, TMAO se identificó clínicamente como un predictor de eventos cardiovasculares .

Otros estudios indicaron que TMAO promueve la aterosclerosis e induce hiperreactividad plaquetaria.

Además, los microbios intestinales y sus productos son importantes contribuyentes al desarrollo del sistema nervioso y pueden activar el sistema nervioso autónomo (ANS por sus siglas en inglés).

Asimismo se sabe que el ANS cardíaco (CANS) juega un papel importante en el inicio y mantenimiento de la fibrilación auricular (FA).

Los plexos ganglionares (GP por sus siglas en inglés) ubicados en las almohadillas adiposas epicárdicas integran el tráfico neuronal en las CANS.

Tanto los estudios clínicos como los preclínicos mostraron que la estimulación de la CANS intrínseca, incluida la GP auricular, promueve la FA, mientras que la supresión de estos GP previene la FA.

El concepto de “AF engendra FA” denota que la FA es una arritmia autoperpetuante y la FA misma es el predictor más importante de su propia progresión, pero cómo la FA se engendra en las primeras horas después de su iniciación sigue siendo poco entendido.

Estudios previos han demostrado que el CANS juega un papel crítico en el proceso de “AF engendra FA”.

La remodelación autónoma y la remodelación eléctrica auricular forman un círculo vicioso para perpetuar la FA en las primeras horas.

También se sabe que la FA está altamente asociada con la inflamación.

En el presente estudio, los autores plantean la hipótesis de que la TMAO puede facilitar la progresión de la FA activando la CANS y las vías proinflamatorias.

Para ello diseñaron un protocolo dividido en dos partes

En la parte 1: TMAO o solución salina se inyectó localmente en 4 grandes plexos ganglionares auriculares (GP) para aclarar su efecto sobre ANS cardíaco y la inducibilidad de FA en caninos normales.

En la parte 2: se inyectó TMAO o solución salina en 4 GP auriculares principales para evaluar su efecto sobre la progresión de la FA en un modelo de FA inducido por estimulación auricular rápida (RAP por sus siglas en inglés).

Observaron que:

En la parte 1: la inyección local de TMAO aumentó significativamente la función de la GP anterior derecha (ARGP) y la actividad neuronal, acortando los valores de ERP (período refrectario efectivo).

En la parte 2, en comparación con el grupo control, el RAP de 6 horas acortó significativamente el ERP, y amplió el ΣWOV (sumatoria de ventana de vulnerabilidad definida como la diferencia entre el intervalo S1-S2 más largo y el más corto (en milisegundos) en el que se indujo AF en cada par bipolar, que sirve como una medida cuantitativa de la inducibilidad de la FA), mejoró la función ARGP y la actividad neuronal, aumentó la expresión de NGF y c-fos y modificó las citocinas inflamatorias. TMAO agravó todos estos cambios activando la vía de señalización proinflamatoria p65 NF-κB.

Por lo tanto

TMAO podría aumentar la inestabilidad de la electrofisiología auricular en caninos normales y agravar la remodelación eléctrica aguda en un modelo de FA inducida por RAP al exacerbar la remodelación autonómica.

El aumento de las citoquinas inflamatorias en el GP debido a la activación de la señalización de p65 NF-κB puede contribuir a estos efectos.

* Yu L, Meng G, Huang B, Zhou X, Stavrakis S, Wang M, Li X, Zhou L, Wang Y, Wang M, Wang Z, Deng J, Po SS, Jiang H. A potential relationship between gut microbes and atrial fibrillation: Trimethylamine N-oxide, a gut microbe-derived metabolite, facilitates the progression of atrial fibrillation. Int J Cardiol. 2018 Mar 15;255:92-98. doi: 10.1016/j.ijcard.2017.11.071.

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • SOLAECE Sociedad Latinoamericana de Estimulación Cardíaca y Electrofisiología
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina