14.10.2017

Síncope en atletas

Días pasados, Ricardo Corbalan envío al Grupo de CARDIOLOGÍA DEL DEPORTE de nuestro Proyecto FIAI TELEGRAM un tweet del colega venezolano Ivan Mendoza recomendando la lectura de un trabajo de 2015, publicado en Cardiology Clinics de agosto de 2015 que trata el tema del Síncope como un síntoma de advertencia de la muerte súbita cardiaca en atletas*.

Recuerdan los autores italianos del Grupo de Domenico Corrado, que el síncope es una pérdida transitoria súbita de la conciencia y del tono postural con recuperación espontánea después de un breve período, que no requiere terapia eléctrica o médica.

La pérdida de conciencia resulta de una reducción del flujo sanguíneo al sistema de activación reticular localizado en el tronco encefálico. El metabolismo del cerebro depende en gran medida de la perfusión y, en consecuencia, el cese del flujo sanguíneo cerebral conduce a la pérdida de conciencia en aproximadamente 10 segundos; el restablecimiento del comportamiento y la orientación apropiados después de un episodio de síncope son también inmediatos.

El síncope es un problema de salud importante porque es común en la población general, es a menudo incapacitante, puede causar lesión, y puede representar un preludio a la MS.

Representa el 1% de las admisiones a hospitales y el 3% de las admisiones a los servicios de urgencias. En el estudio de Framingham, en una población de 7814 individuos, la incidencia de síncope fue de 3% en hombres y 3,5% en mujeres durante un seguimiento de 26 años. La prevalencia de síncope varía con la edad, con un pico de primeros desmayos en pacientes de 10 a 30 años (47% en mujeres y 31% en pacientes de aproximadamente 15 años).

Las causas del síncope se pueden clasificar en vasculares, cardiacas, neurológicas, cerebrovasculares, psicogénicas, metabólicas y misceláneas y de síncope de origen desconocido.

Los atletas con síncope presentan un desafío único para los médicos. Las causas del síncope en los atletas van desde episodios neurocardiogénicos benignos hasta afecciones potencialmente mortales, como las arritmias ventriculares que conducen a la SCD: miocardiopatía hipertrófica, displasia arritmogénica del VD, enfermedad coronaria aterosclerótica, anomalía congénita de la arteria coronaria, enfermedades de los canales iónicos en sus diferentes variantes,

Es obligatorio identificar las causas y los mecanismos de síncope con el fin de excluir estas cardiopatías eventualmente subyacentes, en riesgo de paro cardiaco arrítmico.

La detección precoz de las variantes malignas del síncope tiene implicaciones importantes para la prevención de eventos fatales durante los deportes. La detección de trastornos cardiovasculares responsables del síncope tiene un impacto sobre la elegibilidad para la actividad deportiva competitiva debido al aumento del riesgo relacionado con el ejercicio.

La evaluación clínica del síncope en el atleta sigue siendo un desafío. Aunque los mecanismos benignos predominan, el síncope puede ser arrítmico y preceder a la MS. El síncope inducido por el ejercicio debe considerarse como un importante síntoma alarmante de una enfermedad cardiaca subyacente que predispone al paro cardiaco arrítmico. Todos los atletas con síncope requieren un trabajo enfocado y detallado para las causas cardiacas subyacentes, ya sean estructurales o eléctricas. El objetivo principal es identificar a los atletas en riesgo y protegerlos de la MS. Los atletas con etiologías potencialmente mortales del síncope deben ser restringidos de los deportes competitivos.

Hay pocos datos disponibles sobre la epidemiología y las causas del síncope en los atletas. Autores italianos estudiaron una gran población de 7568 atletas sometidos a pruebas de preparación. Un episodio sincopal se informó en 474 (6,2%) en los 5 años previos. Los episodios sincopales no se relacionaron con el ejercicio en el 87,7% y en el 13,3% sí lo estuvieron, siendo, en el post ejercicio en el 12,0% y durante el ejercicio en el 1,3%.

Durante el seguimiento, la tasa de recurrencia del síncope fue de 20 por 1000 sujetos-año, mientras que la tasa de nuevos episodios sincopales fue de 2,2 por 1000 sujeto-año.

Los atletas con eventos no relacionados con el ejercicio tuvieron un diagnóstico de síncope vasovagal o situacional.

A diferencia del síncope post ejercicio, el 50% de los episodios sincopales ocurridos durante el ejercicio eran “cardiogénicos” (2 de 4) y causados ​​por cardiomiopatía hipertrófica o taquicardia ventricular, constituyéndose en las causas más graves.

Los atletas con etiologías del síncope potencialmente peligrosas para la vida deben ser restrictos de deportes competitivos como se expresó más arriba.

* Vettor G, Zorzi A, Basso C, Thiene G, Corrado D. Syncope as a Warning Symptom of Sudden Cardiac Death in Athletes. Cardiol Clin. 2015 Aug;33(3):423-32. doi: 10.1016/j.ccl.2015.04.010.

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • SOLAECE Sociedad Latinoamericana de Estimulación Cardíaca y Electrofisiología
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina