15.11.2017

Supervivencia del reemplazo valvular aórtico en pacientes con regurgitación severa y baja fracción de eyección

Días pasados en el Grupo de Valvulopatías de FIAI TELEGRAM, su Coordinador, distinguido miembro del FIAI desde sus inicios, el Dr. Luciano Pereira de Ciudad del Este Paraguay, recomendaba para su lectura el paper que será motivo de la NOTICIA DEL DÍA de hoy señalando que “este artículo está interesante, pues enfoca un dilema con el que nos enfrentamos a menudo: Cirugía en insuficiencia aórtica severa con baja fracción de eyección”.

Entonces, la NOTICIA DEL DÍA se ocupará de comentar el reciente artículo publicado en Heart que trata de la supervivencia del reemplazo de la válvula aórtica en pacientes con regurgitación severa y baja fracción de eyección.

Los autores señalan que aunque las guías apoyan el reemplazo valvular aórtico (AVR por sus siglas en inglés) en pacientes con regurgitación aórtica severa (RA) y fracción de eyección ventricular izquierda (FEVI) <50%, se cree que la disfunción ventricular izquierda grave (FEVI <35%) confiere alto riesgo quirúrgico.

Por lo tanto los autores intentaron determinar si existe un beneficio de supervivencia con AVR en comparación con el tratamiento médico en esta población a la que consideran relativamente rara y de alto riesgo.

A tales fines los investigadores del Massachusetts General Hospital, de Boston consultaron una gran base de datos de ecocardiografía institucional para identificar a los pacientes con AR grave y FEVI <35%.

Debido al tamaño de muestra pequeño y la heterogeneidad de la población, se aplicó el método de pronóstico de grupo corregido, que calcula la curva de supervivencia ajustada para cada individuo utilizando el modelo de riesgo proporcional de Cox ajustado.

La supervivencia promedio ajustada para las comorbilidades y la edad se calculó usando el promedio ponderado de las curvas de supervivencia individuales.

Inicialmente, se consideraron 254.614 ecocardiogramas, que representaron a 145.785 pacientes únicos, de los cuales 40 pacientes cumplieron los criterios de inclusión.

De ellos, 18 (45.0%) se sometieron a AVR y 22 (55.0%) fueron manejados médicamente.

La mortalidad absoluta en este efectivamente muy pequeño grupo fue del 27.8% en el grupo AVR y del 91.2% en el grupo de tratamiento médico.

Después del ajuste multivariado, la enfermedad renal en etapa terminal (HR = 17.633, p = 0.0335) y la enfermedad arterial periférica (HR = 6.050, p = 0.0180) se asociaron con una mayor mortalidad.

AVR se asoció con una menor mortalidad (HR = 0.143, p = 0.0490).

El tiempo medio de seguimiento de la cohorte del estudio fue de 6,58 años, y la supervivencia media para los pacientes sometidos a AVR fue de 6,31 años.

Por lo tanto, incluso después del ajuste de las características clínicas y la edad del paciente, la AVR se asocia con una mayor supervivencia para los pacientes con baja FEVI y AR grave.

Si bien este análisis no puede eliminar por completo el sesgo de selección del tratamiento, estos resultados proporcionan cierta evidencia de que la cirugía puede estar asociada con una supervivencia más prolongada en este grupo de pacientes de alto riesgo.

* Fiedler AG, Bhambhani V, Laikhter E, Picard MH, Wasfy MM, Tolis G, Melnitchouk S, Sundt TM, Wasfy JH. Aortic valve replacement associated with survival in severe regurgitation and low ejection fraction. Heart. 2017 Nov 1. pii: heartjnl-2017-312024. doi: 10.1136/heartjnl-2017-312024. [Epub ahead of print]

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • SOLAECE Sociedad Latinoamericana de Estimulación Cardíaca y Electrofisiología
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina