23.05.2017

Una vez más, sobre LDL y aterosclerosis

En esta oportunidad, nuestro Corresponsal en Ciudad del Este, Paraguay, Dr. Luciano Pereira propone analizar el consenso de la Sociedad Europea de Aterosclerosis* que analizó la evidencia de estudios genéticos, epidemiológicos y clínicos disponibles sobre el rol de las lipoproteínas de baja densidad  (LDL) causando enfermedad cardiovascular aterosclerótica (ASCVD por sus siglas en inglés); su objetivo precisamente fue evaluar dicha evidencia clínica y genética referente a que las lipoproteínas de baja densidad (LDL) son causales de cardiopatías ateroscleróticas

Para ello se estudió si la asociación entre LDL y ASCVD cumple los criterios de causalidad mediante la evaluación de la totalidad de la evidencia de estudios genéticos, estudios de cohorte epidemiológicos prospectivos, estudios de aleatorización mendeliana** y ensayos clínicos aleatorizados de terapias de reducción de LDL.

En estudios clínicos, la carga plasmática de LDL suele estimarse mediante la determinación del nivel de colesterol LDL en plasma (LDL-C). Las raras mutaciones genéticas que causan reducción de la función del receptor de LDL conducen a un marcado aumento del C-LDL y a un aumento dependiente de la carga de riesgo de ASCVD, mientras que las variantes raras que conducen a una menor C-LDL se asocian con un riesgo correspondientemente menor de ASCVD.

Los metaanálisis separados de más de 200 estudios prospectivos de cohortes, estudios de randomización mendeliana y ensayos aleatorios que incluyeron más de 2 millones de participantes con más de 20 millones de años-persona de seguimiento y más de 150,000 eventos cardiovasculares demuestran la existencia de una asociación lineal entre la magnitud absoluta de la exposición de la vasculatura arterial al LDL-C y el riesgo de desarrollo ulterior de ASCVD.

Y este efecto parece aumentar con el aumento de la duración de la exposición al LDL-C. Tanto los estudios genéticos aleatorizados de forma natural, como los ensayos de intervención aleatorizados demuestran consistentemente que cualquier mecanismo para reducir la concentración plasmática de partículas LDL debería reducir el riesgo de episodios ASCVD proporcionalmente a la reducción absoluta de C-LDL y a la duración acumulada de exposición al colesterol siempre que la reducción alcanzada en el LDL-C sea concordante con la reducción en el número de partículas de LDL y que no haya efectos deletéreos con el tratamiento.

El Consenso concluyó que existen pruebas consistentes de numerosos y múltiples tipos diferentes de estudios clínicos y genéticos que establecen inequívocamente que las LDL causan ASCVD.

Colabora: corresponsal en Ciudad del Este, Paraguay, Dr. Luciano Pereira

* Ference BA, Ginsberg HN, Graham I, Ray KK, Packard CJ, Bruckert E, Hegele RA, Krauss RM, Raal FJ, Schunkert H, Watts GF, Borén J, Fazio S, Horton JD, Masana L, Nicholls SJ, Nordestgaard BG, van de Sluis B, Taskinen MR, Tokgözoglu L, Landmesser U, Laufs U, Wiklund O, Stock JK, Chapman MJ, Catapano AL. Low-density lipoproteins cause atherosclerotic cardiovascular disease. 1. Evidence from genetic, epidemiologic, and clinical studies. A consensus statement from the European AtherosclerosisSociety Consensus Panel. Eur Heart J. 2017 Apr 24. doi: 10.1093/eurheartj/ehx144. [Epub ahead of print]

** Ignacio Iturrieta-Zuazo, Stefan Walter. Aleatorización mendeliana: presente y futuro d. e los estudios epidemiológicos en cardiología. Rev Esp Cardiol. 2015;68:87-91 – Vol. 68 Núm.02 DOI: 10.1016/j.recesp.2014.06.026

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • SOLAECE Sociedad Latinoamericana de Estimulación Cardíaca y Electrofisiología
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina